Un blog dedicado a mi hijo...


jueves, 31 de agosto de 2017

BAVARESA DE TURRÓN Y AVELLANAS SIN GLUTEN

Aunque parece que el verano nos ha dado un poco de tregua, rayos y tormentas, las recientes olas de calor han dejado una huella tan profunda en nuestros cuerpos que una no se acaba de fiar de lo que pueda estar por venir…

Así que, por ahora, sigo “en modo verano”, pensando en recetas frescas que llevarnos a la boca, en delicias que cumplan los Deseos de nuestros paladares exentos de Gluten.

Avellana y turrón se mezclan en las 2 capas que forman esta elaboración, una receta pensada para esos momentos del verano en los que descienden las temperaturas y no siempre apetece el frío de un helado.


 Ingredientes:

* Para la crema de avellanas:

  • 100 g de avellanas
  • 250 ml de leche
  • 150 g de azúcar
  • 5 yemas de huevo
  • 8 láminas de gelatina neutra
  • 250 ml de nata para montar
* Para la crema de turrón:
  • 1 tableta de turrón blando (250g)
  • 180 g de queso crema
  • 200 ml de nata
  • 200 ml de leche
  • 9 hojas de gelatina neutra


Procedimiento:

  1. Primero hacemos la crema de avellanas, que sería la de relleno; En un cuenco ponemos a hidratar las hojas de gelatina neutra en agua fría y apartamos.
  2. En un cazo pequeño, ponemos a hervir la leche. Aparte, batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y sea una crema homogénea, incorporamos la leche caliente poco a poco sin dejar de remover con unas varillas manuales. Vertemos la crema en el cazo a fuego suave hasta que espese un poco, apartamos del fuego y añadimos las hojas de gelatina hidratadas y escurridas, mezclamos bien para que se hayan disuelto del todo. Pasamos la crema a un bol grande a través de un colador y dejamos enfriar.
  3. A continuación, añadir las avellanas molidas, e incorporar la nata montada a punto de nieve con cuidado y movimientos envolventes para que no se baje. Vertemos la crema de avellanas en un molde untado de aceite para facilitar el desmoldado. Metemos en el frigorífico para que solidifique.
  4. Una vez que haya solidificado el relleno, nos ponemos con la crema de turrón; Primero ponemos a hidratar las hojas de gelatina neutra en un cuenco con agua fría. En una batidora de vaso, trituramos el turrón, el queso crema, la nata y la leche hasta formar una crema homogénea. 
  5. Aparte, en un cazo calentamos 2 cucharadas de agua, añadimos las hojas de gelatina hidratadas y escurridas y mezclamos hasta que se hayan disuelto por completo. Incorporamos la gelatina a la crema de turrón, volvemos a batir para que quede bien mezclado todos los ingredientes.
  6. Sacamos el molde del frigorífico y desmoldamos la crema de avellanas, pero sin sacarla del molde. Poco a poco y por los bordes, vamos vertiendo la crema de turrón hasta que se termine y la crema de avellanas suba y flote en la de turrón. Volvemos a llevar el molde al frigorífico hasta que solidifique del todo. Aquí os muestro otra de mis recetas hecha con la misma técnica FLOTATINA DE CHOCOLATE Y QUESO SIN GLUTEN
  7. Desmoldamos con cuidado y decoramos con unas rosetas de queso crema mezclado con un poco de azúcar y avellanas.


martes, 8 de agosto de 2017

BAVARESA DE CHOCOLATE CON CREMA DE FRESAS SIN GLUTEN

En estos tiempos que corren, entre baño y baño, remojones de piscina y playa, se hace duro luchar contra este calor implacable que no da tregua. Pero una tiene sus defensas; recordad la necesidad de mantener a punto vuestro “kit de supervivencia” de verano con Deseos Sin Gluten disponibles, siempre fresquitos, esperando una urgencia. Y es que cuando una tiene una Bavaresa de chocolate y fresa esperando en la nevera, todo se hace más llevadero.

Creedme cuando os digo que al saborear esta mouse tan cremosa y fresca el calor se olvida por completo y una siente que el verano puede ser tan largo como quiera. En estas circunstancias, sobran todas las lamentaciones. ¡Buen provecho!



 Ingredientes:

* Para la bavaresa de chocolate:

  • 250 ml de leche entera
  • 250 ml de nata para montar
  • 50 g de cacao puro en polvo
  • 3 yemas de huevo L
  • 90 g de azúcar
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado
  • 7 hojas de gelatina neutra

* Para la crema de fresa:
  • 150 g de queso cremoso
  • 100 ml de nata para montar
  • 60 g de mermelada de fresas
  • 30 g de azúcar vainillado
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 2 gotas de colorante rojo Sugarfly (Opcional)



Procedimiento:

  1. Ponemos las hojas de gelatina en remojo con un poco de agua fría. En un cazo, mezclamos la leche con el cacao hasta que esté bien desleído, ponemos a fuego medio y mientras tanto, batimos las yemas con el azúcar y el azúcar vainillado, hasta que espumen y sea una crema homogénea (Yo lo hice con unas varillas manuales), añadimos la leche al cacao caliente, vertiéndola en forma de hilo, sin dejar de remover.
  2. Pasamos la mezcla a un cazo y ponemos a fuego medio sin dejar de remover hasta que espese un poco, apartamos del fuego, incorporamos la gelatina hidratada y escurrida, mezclamos bien hasta que se disuelva completamente.
  3. Vertemos la crema en un recipiente para que se enfríe, removiendo de vez en cuando. Montamos la nata a punto suave y se la incorporamos con cuidado y con movimientos envolventes para que no se baje. Vertemos la crema en un molde de silicona y metemos en el congelador hasta que solidifique. 
  4. Mientras, nos ponemos con la crema de fresas; Ponemos a hidratar las hojas de gelatina neutra en un recipiente con agua fría. En un bol mediano, mezclamos el queso crema con el azúcar y la mermelada hasta conseguir una crema homogénea. Añadimos la nata líquida sin montar, las gotas de colorante y mezclamos bien. 
  5. En un cazo pequeño, derretimos las hojas de gelatina en 2 cucharadas de agua y se la incorporamos a la crema de fresas, mezclando muy bien. Una vez que la bavaresa de chocolate esté cuajada y sólida, vertemos la crema de fresa encima y alisamos la superficie. Volvemos a meter el molde en el congelador y dejamos que solidifique un par de horas, (Yo lo dejé de un día para otro, para poder desmoldarlo mejor) 
  6. Desmoldamos cuando esté congelado, dejamos descongelar del todo dentro del frigorífico y servir bien fresquito con unas rosetas de nata montada.






jueves, 3 de agosto de 2017

MINI TARTALETAS DE QUESO Y CHOCOLATE SIN GLUTEN

Entiendo que habrá gente que, después de meses de dura “Operación Bikini” y metidos en pleno verano, no quieran echarlo todo a perder al dejarse llevar por las tentaciones de este blog. Pero no sólo debemos pensar en nuestros cuerpos, en proyectar hacia fuera, ¿qué hay de eso de alimentar el espíritu?, hay quien cree que es incluso más necesario.

Minitartaletas con sabor a bombón en “formato bocado”. En tiempos donde triunfa la alimentación en monodosis, esta receta piensa en aquellos que, aun preocupados por su cuerpo, no quieren renunciar a sus Deseos Sin Gluten. Sin duda podría ser una solución, ahora sólo os queda ser capaces de ceñiros a las monodosis… En casa cometimos el error de presentar demasiados bocados encima del mismo plato, ¿será porque pensamos más en el espíritu?



Ingredientes:
* Para la base:
  • 100 g de almidón de yuca
  • 50 g de almendra molida
  • 25 g de harina de mijo
  • 25 g de harina de arroz integral
  • 50 g de aceite de girasol
  • 80 g de azúcar
  • 1 huevo
  • Pizca de sal
* Para el relleno:
  • 100 g de queso crema
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • 1 huevo S 
  • 50 g de chocolate negro.
* Para decorar:
  • 50 g de queso crema
  • 2 cucharadas soperas de azúcar vainillado
  • Cacao puro en polvo para espolvorear. 


Procedimiento:
  1. Para hacer la base de galleta; En un bol batimos el huevo, el azúcar y la pizca de sal, incorporamos el aceite de girasol y seguimos batiendo hasta que se integre. Añadimos las harinas mezcladas con la almendra molida y amasamos hasta conseguir una masa lisa, homogénea y que no se nos pegue a las manos. (Añadir un poco de más harina si fuese necesario).
  2. Estiramos la masa con rodillo entre dos papeles de horno, formamos círculos de unos 6 cm de diámetro y colocamos en una bandeja múltiple de mini magdalenas.Reservamos en el frigorífico.
  3. Precalentamos el horno a 190ºC arriba y abajo. 
  4. Mientras, nos ponemos con el relleno; En un bol grande, batimos con varillas manuales, el queso con el azúcar, incorporamos el huevo pequeño ligeramente batido hasta que se integre.
  5. Finalmente derretimos el chocolate al baño María y se lo añadimos sin dejar de batir hasta conseguir una crema homogénea.
  6. Rellenamos los moldes que tenemos reservados y cocemos las mini-tartaletas en el horno precalentado a 190ºC arriba y abajo durante 12-15 min. Dejamos enfriar del todo en rejilla.
  7. Para decorar, mezclamos el queso con el azúcar, metemos en una manga pastelera con boquilla rizada y decoramos con rosetones. Espolvorear con cacao puro en polvo.