Un blog dedicado a mi hijo...


martes, 12 de diciembre de 2017

GALLETAS ALEMANAS DE VAINILLA Y AVELLANAS SIN GLUTEN (VANILLEKIPFERL)

Sigo con el foco puesto en la Navidad, intentando que conozcáis todos esos Deseos Sin Gluten que descubro y adapto a nuestra dieta. Mi Deseo: que a vuestras mesas no les falte de nada durante estos días de celebración.
La receta de hoy es originaria de Austria, estas VANILLEKIPFERL son una deliciosa galleta en forma de cuerno, tierna por dentro debido al grosor de la masa, hechas de almendra y avellanas y cubiertas con una fina capa de azúcar glass.
En mi casa han causado sensación, sucede siempre que “importo” alguna receta de otra parte del mundo y accedemos a sabores y texturas diferentes que hasta ahora nos eran desconocidos. Saca un poco de tiempo para poder disfrutar de esta delicia de la Navidad que seguro no os dejará indiferentes.


Ingredientes:

  • 120 g de harina Mix C Schär
  • 90 g de maicena o almidón de maíz
  • 40 g de harina de arroz integral (Podéis sustituir por harina de arroz blanca)
  • 30 g de harina de  mijo (Podéis sustituir por harina de arroz blanca)
  • 100 g de almendra molida
  • 85 g de avellanas molidas
  • 180 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 g de azúcar vainillado
  • 1 yema de huevo
  • 1 huevo L
  • 1/2 cucharadita pequeña de levadura postres
  • Azúcar glass para rebozar.



Procedimiento:

  1. En un bol grande, mezclamos con unas varillas manuales la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, a continuación, añadimos el huevo, la yema y seguimos batiendo. 
  2. Incorporamos las almendras molidas, las avellanas molidas y las harinas tamizadas junto con la levadura.
  3. Amasamos hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos (poner un poco de más harina si fuese necesario) Tapamos con film o metemos en una bolsa de congelación y dejamos reposar en el frigorífico de un día para otro.
  4. Sacamos la masa del frigorífico y formamos las galletas en forma de luna cogiendo porciones del tamaño de una nuez. Alargamos para formar las puntas y curvamos. Colocamos las galletas en la bandeja del horno con papel de hornear, un poco separadas entre sí.
  5. Precalentamos el horno a 200ºC arriba y abajo. (Mientras se precalienta, reservamos la bandeja de las galletas en el frigorífico.)
  6. Metemos la bandeja en el horno, bajamos la temperatura a 180ºC arriba y abajo y cocemos las galletas durante 15 min. o hasta que se doren por las puntas. Hay que tener cuidado porque cogen color enseguida.
  7. Una vez sacadas del horno, rebozamos las lunas calientes en azúcar glass. Dejamos enfriar del todo en rejilla y espolvoreamos un poco más de azúcar glass.




viernes, 1 de diciembre de 2017

BARRAS DE PAN CON MASA VIEJA SIN GLUTEN

Como norma general, por cuestiones prácticas, en mi día a día suelo poner a trabajar a la panificadora para tener pan. Preparo ingredientes, decido las mezclas de harina, añado semillas a la cubeta, programo y listo. Me encanta el olor que se desprende en toda la casa durante ese tiempo de horneado.

Sin embargo, para mí hacer un buen pan significa formar piezas a mano, por eso, siempre que tengo ocasión, me gusta presentarlo de forma diferente. Hoy he decidido hornear unas barras de pan, son la forma perfecta para llevar bocadillos consistentes cuando se sale de casa. ¡Qué gozada!

AgradecimientoGracias a la inspiración y el conocimiento que me aportan las "Panarras Sin Gluten": Marisa Famalap, Teresa Medina, Zuzana, etc, por sus trucos, mejorantes y técnicas, que nos permiten disfrutar de los mejores panes sin gluten.



Ingredientes:

  • 140 g de masa vieja*
  • 500 g de agua templada
  • 475 g de Mix B Schär
  • 40 g de harina de arroz integral
  • 20 g de harina de mijo
  • 10 g de harina de quinoa
  • 1 cucharada sopera de Chía molida
  • 1 cucharada de sirope de agave o azúcar moreno de caña
  • Chorlito de vinagre de manzana
  • 35 g de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita pequeña de levadura postres o impulsor
  • 1 g de levadura seca de pan.
  • 1/2 cucharadita de sal


Procedimiento:
  1. En el bol de la amasadora con el gancho colocado vertemos en este orden: El agua templada,el aceite de oliva, la masa vieja*, las harinas tamizadas, el vinagre, el sirope o azúcar, la sal (en el lado opuesto), la levadura postres o impulsor y la levadura seca de pan. Amasamos durante 12-15 min a velocidad alta. 
  2. Vertemos la masa en un bol aceitado, tapamos y metemos en el frigorífico de un día para otro .
  3. Sacamos la masa del frigorífico, dejamos atemperar más o menos 1 hora. 
  4. Con la mesa de trabajo enharinada, amasamos un poco para desfasificar la masa y la dividimos en dos, o las piezas que vayamos a formar, yo con esta receta siempre he hecho 2 piezas grandecitas. Las colocamos en la bandeja del horno con papel de hornear, tapamos con un paño y dejamos levar a temperatura ambiente hasta que doble el volumen, más o menos 1 hora.
  5. Precalentamos el horno a 220ºC arriba y abajo durante 20 min. con un recipiente metálico en la base del horno. (Es muy importante que el horno este a esta temperatura cuando vayamos a cocer nuestros panes.) 
  6. Destapamos los panes, hacemos los cortes con un cuchillo muy afilado o lame y metemos al horno, primero solo calor abajo y vertemos un vaso de agua en el recipiente metálico, para crear vapor, durante los primeros 10 min. a 220ºC. Después sacamos el recipiente metálico, ponemos calor arriba y abajo, bajamos a temperatura a 200° C y cocemos durante 25-30 min más. 
  7. Dejamos enfriar en rejilla y a disfrutarlos...!

* Nota: La masa vieja, es una porción de masa cruda de pan del día anterior. Yo cojo los 130-140 g de masa cruda, antes de formar las piezas. La guardo en un bote cerrado hasta que vuelva a hacer pan, y así sucesivamente... dura en el frigorífico hasta 3-4 días, que es lo que yo he probado.

* Nota: A continuación, os he puesto una pequeña variación de ésta receta, que es con la que hice la corona de pan integral sin gluten.

Variación de la receta anterior:

  • 130 g de  masa vieja*
  • 500 g de agua templada
  • 35 g de aceite de oliva virgen
  • 350 g de Mix B Schär
  • 70 g de harina de arroz integral
  • 40 g de harina de mijo
  • 75 g de harina Mix Brot Schär
  • 1 cucharada de chía molida
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Chorrito de vinagre de manzana
  • 1 g de levadura seca de pan
  • 1/2 cucharadita de levadura postres o impulsor.
El procedimiento es el mismo, pero para formar la corona de pan, cogí la idea de los cuernitos de almendra que puse en mi Instagram.




miércoles, 22 de noviembre de 2017

TARTA DE CHOCOLATE ESPECIADA SIN GLUTEN

La Navidad ya asoma en el horizonte. Se aprecia en los supermercados, en los primeros anuncios de la tele, en los días de compras masivas que anticipan fechas para el trueque de regalos, en las nuevas secciones de los bazares chinos y en el frío, todavía sin lluvia... A mi también me gusta asociar esta fecha a los olores, a recetas que me acercan recuerdos pasados, a dulces típicos y sabores, porque hay bocados que "saben a Navidad".

La que hoy os propongo no es una tarta de chocolate cualquiera; el "lebkuchen", una conseguida mezcla de especias alemana, concede a este Deseo Sin Gluten uno de mis "sabores a Navidad" preferidos. Esta vez en una tarta, la canela, el gengibre, el cardamomo, el clavo, la nuez moscada y el cilantro comparten sus aromas con el chocolate, pero con la mezcla ya hecha y un tiempo por delante, os prometo que volveré a utilizarla para que tengamos preparadas unas galletas típicas antes de Navidad. Mientras tanto, decidme: ¿No es verdad que el "lebkuchen" sabe a Navidad?



Ingredientes:

* Para el bizcocho:

  • 4 huevos L
  • 120 g de azúcar moreno de caña
  • 1 sobre de levadura postres
  • Pizca de sal
  • 100 g de mix C Schär
  • 100 g de harina de maíz amarilla
  • 25 g de harina de algarroba
  • 100 g de nueces troceadas
  • 10 g de coco rallado
  • 100 g de aceite de girasol
  • 125 g de leche
* Para el relleno:
  • 200 g de chocolate fondant
  • 500 ml de nata para montar
  • 1 cucharada sopera de "Lebkuchen"(Canela, clavo, cilantro, jengibre, cardamomo, nuez moscada)
  • Cacao puro en polvo para espolvorear


 Procedimiento:

  1. Para hacer el bizcocho; Batimos los huevos con el azúcar y la pizca de sal, hasta que doble el volumen y blanqueen, añadimos el aceite, la leche y seguimos batiendo hasta que se integren. 
  2. Por último, incorporamos las harinas tamizadas junto con la levadura y mezclamos con movimientos envolventes para que no se baje. Finalmente añadimos las nueces troceadas y mezclamos para que queden bien repartidas por toda la masa. Repartimos la masa en tres moldes redondos de bordes bajos y 15 cm de diámetro a partes iguales.
  3. Metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 25-30 min.
  4. Mientras nos ponemos con el relleno; Troceamos el chocolate. Calentamos la nata en un cazo a punto de ebullición, añadimos el chocolate troceado junto con la mezcla de especias, dejamos reposar unos minutos y mezclamos hasta que el chocolate esté totalmente derretido y sea una crema homogénea. 
  5. Dejamos la crema en el frigorífico mínimo 4 horas (yo de un día para otro).
  6. Al día siguiente o cuando hayan pasado las horas necesarias para que la crema se haya enfriado lo suficiente, la montamos con las varillas eléctricas y rellenamos los bizcocho que tenemos reservados y formamos la tarta, también cubrimos la superficie y los laterales de la tarta para que quede uniforme.(Yo calé los bizcochos con un almíbar ligero para que quedaran más jugosos)
  7. Metemos la tarta en el frigorífico y cuando la vayamos a servir, espolvoreamos con cacao puro en polvo para decorar.

lunes, 13 de noviembre de 2017

BUNDT CAKE DE NARANJAS CONFITADAS Y ARÁNDANOS SIN GLUTEN

¡Uy! ¡Casi se me pasa! Aunque tenía otra receta preparada, cosa que llegará, se aproxima el Día Internacional del Bundt Cake y, por supuesto, no podía dejar pasar la ocasión de ofreceros mi propuesta.

Al principio no lo llegaba a entender, pero el Bundt implica toda una cultura. No es un bizcocho más, ni un brioche, los moldes específicos de la marca americana Nordic Ware, con su chimenea central, influyen realmente en el horneado.

El Bundt es siempre una suculenta elaboración tradicional presentada en una forma sugerente, las de las formas de sus numerosos modelos de molde, que a partir de una base, permiten múltiples posibilidades de presentación: naranja confitada y arándanos con una glasa para decorar, ahí os dejo mi aportación. Que os anime a participar en el Día Internacional del Bundt Cake.

 Ingredientes:

  • 5 huevos L
  • 180 g de azúcar moreno de caña
  • 185 g de harina Mix C Schär
  • 35 g de harina de mijo
  • 35 g de harina de arroz integral
  • 125 g de Buttermilch*
  • 100 g de aceite de girasol
  • 1 sobre de levadura postres
  • Pizca de sal
  • Pizca de bicarbonato sódico
  • 10 ml de agua de azahar
  • 100 g de naranja confitada
  • 50 g de arándanos hidratados en ron


Procedimiento:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo. En un recipiente, cubrimos los arándanos en ron y reservamos.
  2. En un bol grande, batimos los huevos con el azúcar y la pizca de sal, hasta que doblen el volumen y blanqueen.
  3. Añadimos el aceite, el agua de azahar y el buttermilch* (En esta receta lo usé comprado, pero podéis hacerlo casero; usando la cantidad de leche entera que necesite la receta, mezclada con una cucharada sopera de zumo de limón, dejamos reposar 5-10 min. y lista para usar) seguimos batiendo para que se integren.
  4. Incorporamos las harinas tamizadas junto con la levadura de postres, la pizca de bicarbonato y mezclamos bien con movimientos envolventes para que no se baje la mezcla.
  5. Escurrimos los arándanos, troceamos las naranjas confitadas, rebozamos en maicena para que queden bien repartidas por toda la masa durante la cocción. Se las añadimos a la masa con cuidado y con movimientos envolventes. Vertemos la masa en el molde Bundt cake y metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 30-35 min. o hasta que esté dorado. Dejamos enfriar unos 10 min. dentro del molde, desmoldamos y decoramos.
  6. Para hacer la glasa, mezclamos 100 g de azúcar glass con unas cucharadas soperas de nata líquida hasta conseguir una crema espesa y decorar a gusto.



viernes, 3 de noviembre de 2017

BUNDT CAKE DE CASTAÑAS Y AVELLANAS SIN GLUTEN

Pasó el Día de Todos los Santos y, como suele suceder cada año tras una jornada de campo en familia, sobró un buen puñado de nueces y castañas. Es como si traerlas de vuelta también formara parte de la tradición, aunque esta vez lo tenía claro, no iba a permitir que se echaran a perder.

Para las nueces siempre tengo muchas soluciones en mente, en casa nos encanta el Brownie con chocolate, queso y nueces sin gluten, pero para ocuparme de las castañas necesitaba un poco más de investigación.

Tras indagar un poco en mis libros y adaptar ciertos ingredientes, aquí lo tenéis: un Bundt Cake de Castañas y Avellanas Sin Gluten, un delicioso Deseo 100% estacional. ¿Verdad que es una buena manera de celebrar el otoño?


 

 Ingredientes:

  • 200 g de avellanas molidas
  • 150 g de puré de castañas* 
  • 120 g de azúcar moreno de caña
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado
  • 4 huevos L
  • 100 g de chocolate negro
  • 150 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 60 g de harina de arroz
  • 1 sobre de levadura para postres
  • Pizca de sal


Procedimiento:
  1. Precalentar el horno a 160ºC arriba y abajo, preparamos el molde untándolo con mantequilla y espolvoreado con harina o spray desmoldante.
  2. Rallamos el chocolate y apartamos.
  3. Tamizamos la harina junto con la levadura postres. 
  4. En un bol grande batimos la mantequilla hasta que esté espumosa, incorporamos el azúcar, el azúcar vainillado, la pizca de sal y batimos bien. 
  5. Añadimos los huevos uno a uno y seguidamente agregamos a cucharadas la harina tamizada, incorporamos bien.
  6. Añadimos las avellanas molidas, el puré de castañas* (yo he usado para esta receta el mismo puré de castañas que hice en el BRAZO GITANO DE CASTAÑAS SIN GLUTEN, mezclado con una cucharada sopera de nata para hacerlo más cremoso, ó podéis usarlo comprado) y finalmente el chocolate rallado.
  7. Vertemos la masa en el molde que tenemos reservado y cocemos nuestro Bundt en el horno durante 45-60 min. Dejamos enfriar unos 10 min. desmoldamos y espolvoreamos azúcar glasés para decorar.


lunes, 16 de octubre de 2017

HOGAZA DE PAN CON MASA MADRE SIN GLUTEN

Hoy no es un día cualquiera para la alimentación. Como cada 16 de octubre, se celebra el Día Mundial del Pan, posiblemente el alimento más importante en la historia de la humanidad. Por ello, como cada año, este Blog hace su particular homenaje a este producto milenario, aportando una receta Sin Gluten.

Masa madre, corteza crujiente, humedad y esponjosidad en la miga... El colectivo celíaco sabe reconocer un buen pan cuando lo prueba, quizá porque sea muy difícil encontrarlos en el mercado.

¡Hoy todos estamos de celebración! ¡Dejad que un buen pan cumpla vuestros Deseos!
Feliz #worldbreadday2017





Ingredientes:

  • 120 g de masa madre (masa cruda de un pan del día anterior)
  • 400 ml agua templada
  • 40 g de aceite oliva VIRGEN EXTRA
  • 380 g mix B Schär 
  • 30 g de harina de arroz integral
  • 20 g de harina de mijo
  • 10 g de harina de quinoa
  • 1 cucharada de sirope de agave
  • Chorrito de vinagre de manzana
  • 1 g de levadura seca de pan
  • Pizca de levadura de postres


Procedimiento:
  1. En el bol de la amasadora, ponemos los ingredientes en el siguiente orden: El agua templada, el sirope, el aceite de oliva, masa madre, el vinagre de manzana, las harinas, la levadura seca de pan y la levadura de postres. Amasamos con el gancho durante 15 min. (Este paso lo podéis hacer en panificadora con el programa Masa. Si termináis el programa Masa de la panificadora, con amasado y levado, el paso siguiente (2) no lo hagáis)
  2. Dejamos levar a temperatura ambiente hasta que doble el volumen. (En mi cocina hace calorcito y la he tenido tapada a temperatura ambiente durante 30 min.)
  3. Sacamos la masa, amasamos en la mesa espolvoreada con harina (yo siempre MixB) y volvemos a reposar otra media hora, a temperatura ambiente.
  4. Mientras reposa, precalentamos el horno a 220 °C arriba y abajo con un recipiente metálico en la base del horno, para que coja la misma temperatura del horno.
  5. Colocamos el pan en la bandeja del horno con papel de hornear, le hacemos unos cortes profundos con un cuchillo muy afilado, metemos al horno y vertemos un vaso de agua en el recipiente metálico de la base (Al verter el agua, se crea vapor, se forma la corteza crujiente  y sella la superficie del pan). Horneamos a 220 ° C arriba y abajo con el recipiente metálico del agua durante los 10 primeros minutos. 
  6. Sacamos la bandeja con el agua, bajamos la temperatura a 200° C arriba y abajo y dejamos cocer el pan durante 30-35 min o hasta que este dorado.
  7. Dejamos enfriar en rejilla.



jueves, 5 de octubre de 2017

BRAZO GITANO DE CASTAÑAS SIN GLUTEN

¿Se nota que el otoño ya está aquí? Porque los termómetros siguen aferrados al verano. Sin embargo, hay signos de que la naturaleza sigue su curso: los castaños ya han dado su fruto. 

Los que todavía no habéis utilizado este fruto estacional en vuestra repostería estáis de suerte, este brazo de gitano de castañas con chocolate es una receta ideal para atreveros con ello. La humedad de este fruto hecho puré y su sabor poco intenso aporta a la elaboración una textura cremosa y suave, dejando todo el protagonismo al cacao. 

Este es un Deseo Sin Gluten apto para todos los paladares, con mucha personalidad, un brazo de gitano diferente, parecido a pocas cosas que haya probado antes... Es algo que tenéis que probar antes de que el invierno os prive de la posibilidad de hacerlo (hasta el próximo año).



Ingredientes:
  • 800 g de castañas
  • 100 g de azúcar 
  • 150 ml de nata
  • 250 g de chocolate fondant
  • 70 g de mantequilla 


Procedimiento:
  1. Pelamos las castañas, cocemos en una olla grande con agua hirviendo durante 40-45 min o hasta que estén tiernas. Escurrimos, quitamos la piel y pasamos por un pasapuré.
  2. En un cuenco amplio, vertemos el puré de castañas, añadimos el azúcar, 50 ml de nata y la mantequilla derretida .Mezclamos muy bien los ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea y blanda. Reservamos.
  3. Aparte, troceamos el chocolate fondant en un bol grande. Llevamos a ebullición el resto de la nata (100ml). Retiramos del fuego, vertemos en el bol del chocolate, dejamos reposar unos minutos y mezclamos hasta que se haya derretido totalmente, dejamos enfriar la crema.
  4. Para formar el brazo gitano; Estiramos con rodillo la masa de castañas entre dos film transparentes , hasta conseguir un rectángulo de 1cm de grosor más o menos, quitamos el film de la superficie y untamos la crema de chocolate. Colocamos el rectángulo en una bandeja, metemos en el frigorífico hasta que el chocolate solidifique un poco y sea más fácil formar el rollo (Unos 10-15 min).
  5. Con ayuda del film transparente de la base, vamos formando el rollo por el lado más largo del rectángulo, apretando un poco mientras enrollamos. Una vez que tengamos el brazo de gitano, tapamos con el film transparente y metemos en el frigorífico durante 2 horas mínimo. 
  6. Para decorar, mezclar 2 cucharadas de cacao puro en polvo con 2 cucharadas de azúcar glasé, meter en un colador y espolvorear toda la superficie del brazo gitano. Servir en rodajas gruesas.

Variante: Si formamos bolitas con la masa de castaña y las rebozamos en polvo de cacao, tendréis unas deliciosas trufas de castaña.

jueves, 28 de septiembre de 2017

TARTALETA DE GROSELLAS Y MASCARPONE SIN GLUTEN

Me encantan los frutos rojos en la repostería, tal vez por el contraste que marcan en cualquier receta. Ese contraste se aprecia en el colorido que aportan en medio de una masa, pero también en la acidez de su sabor frente al dulzor.

Fresas, moras, arándanos, frambuesas... Existe toda una variedad de frutos del bosque ya disponibles casi todo el año. Hoy le ha tocado el turno a las grosellas, es la primera vez que aparecen frescas en una de mis recetas. 

En casa están muy impacientes, deseando de que termine de hacer fotos... "Ya está, chicos. Se abre la veda"

Ingredientes:

* Para la base de galleta:

  • 200 g de MixC Schär
  • 30 g de maicena
  • 60 g de aceite de girasol
  • 65 g de azúcar 
  • 1 huevo
  • Pizca de sal
  • 1 cucaradita pequeña de levadura postres
* Para el relleno:
  • 100 g de grosellas frescas
  • 200 g de nata agria*
  • 150 g de queso Mascarpone
  • 2 huevos L
  • 40 g de azúcar vainillado
* Para la crema de Mascarpone:
  • 200 ml de nata para montar
  • 200 g de queso mascarpone
  • 4-5 cucharadas de Nesquik de fresa



Procedimiento:

  1. Primero, hacemos la base y precalentamos el horno a 200ºC arriba y abajo;  En un bol grande, batimos el huevo con el azúcar y la pizca de sal, a continuación agregamos el aceite y seguimos batiendo hasta que se integre. Finalmente añadimos las harinas tamizadas junto con la levadura de postres, y amasamos hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos (Añadir un poco de más harina si fuera necesario). Estiramos con rodillo y forramos la base de un molde de bordes bajos de 20 cm, pinchamos la superficie y cocemos en el horno precalentado a 200ºC arriba y abajo durante 10 min. Sacamos y bajamos la temperatura a 150ºC.
  2. Para hacer el relleno; Lavamos cuidadosamente las grosellas, secamos y quitamos los rabillos. En un bol alto de la batidora, mezclamos la nata agria* ( Yo la hago casera, mezclando a la cantidad de nata que necesita la receta una o dos cucharadas de zumo de limón, dejo reposar unos 5-10 min. y lista para usar),el queso Mascarpone, los huevos y el azúcar vainillado. Vertemos la crema en la base de la tartaleta, esparcimos las grosellas por toda la superficie de la tarta, reservando algunas para la decoración final. Volvemos a meter al horno y dejamos cocer 35-40 min más. Dejamos enfriar del todo.
  3. Para la crema de Mascarpone: En un bol amplio, mezclamos, la nata, el queso Mascarpone y el Nesquik de fresa hasta conseguir una crema homogénea, metemos en una manga pastelera con boquilla rizada y decoramos la superficie de la tartaleta. Colocamos varias grosellas para terminar. 


miércoles, 20 de septiembre de 2017

GALLETAS DE QUINOA Y ALMENDRA RELLENAS DE CHOCOLATE BLANCO SIN GLUTEN

En un blog como éste, las galletas siempre serán esa receta recurrente a la que se vuelve por necesidad, casi por obligación, porque tiene que ser así... y es que a pesar de su aparente sencillez, nunca decepcionan a nadie. ¿Conocéis a alguien a quien no le guste algún tipo de galleta?

Adaptadas a los tiempos de las monodosis, estas minigalletas con corazón de chocolate blanco son ideales para endulzar el café de la tarde, en teoría, menos copioso. Pero que su reducido tamaño no os confunda, porque frente a un plato repleto es muy fácil perder la cuenta y, bocado a bocado, la cantidad ingerida podría crecer más de lo deseado. Es lo que tienen los Deseos, la capacidad de seducirte hasta perder el control.


Ingredientes:

  • 120 g de harina Mix C Schär
  • 50 g de almendra molida
  • 25 g de harina de quinoa
  • 25 g de harina de arroz
  • 50 g de aceite de girasol
  • 60 g de azúcar vainillado
  • 1 huevo L
  • Pizca de sal
  • Pizca de levadura de postre
  • Chocolate blanco para el relleno.*



 Procedimiento:

  1. En un bol grande, batimos con unas varillas manuales, el huevo con el azúcar y la pizca de sal, seguido, añadimos el aceite de girasol y seguimos batiendo hasta que se integren los ingredientes.
  2. Aparte, mezclamos las harinas junto con la pizca de levadura y se la vamos incorporando a la mezcla anterior, amasando hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos. (Añadir un poco de más harina si fuera necesario)
  3. Estiramos la masa en la mesa de trabajo, formamos nuestras galletas y las vamos colocando en la bandeja del horno con papel de hornear. (No hace falta que estén muy separadas porque no crecen mucho en la cocción. A mí me han salido unas 60 galletitas, porque el molde es de unos 3 cm de diámetro, podéis usar el cortado que tengáis.) 
  4. Cocemos las galletas en el horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 20-25 mi. o hasta que estén doradas. Dejamos enfriar del todo en rejilla.
  5. Derretimos el chocolate blanco y rellenamos los huecos de las galletas. Metemos en el frigorífico para que solidifiquen más rápido. 
* Nota: Para que podáis disfrutar de ésta receta los intolerantes a los lácteos, podéis sustituir el chocolate blanco por una glasa que es muy fácil de hacer: A 50-60 g de azúcar glass le añadís unas gotas de zumo de naranja hasta conseguir una crema espesa, rellenar y dejar secar.


jueves, 31 de agosto de 2017

BAVARESA DE TURRÓN Y AVELLANAS SIN GLUTEN

Aunque parece que el verano nos ha dado un poco de tregua, rayos y tormentas, las recientes olas de calor han dejado una huella tan profunda en nuestros cuerpos que una no se acaba de fiar de lo que pueda estar por venir…

Así que, por ahora, sigo “en modo verano”, pensando en recetas frescas que llevarnos a la boca, en delicias que cumplan los Deseos de nuestros paladares exentos de Gluten.

Avellana y turrón se mezclan en las 2 capas que forman esta elaboración, una receta pensada para esos momentos del verano en los que descienden las temperaturas y no siempre apetece el frío de un helado.


 Ingredientes:

* Para la crema de avellanas:

  • 100 g de avellanas
  • 250 ml de leche
  • 150 g de azúcar
  • 5 yemas de huevo
  • 8 láminas de gelatina neutra
  • 250 ml de nata para montar
* Para la crema de turrón:
  • 1 tableta de turrón blando (250g)
  • 180 g de queso crema
  • 200 ml de nata
  • 200 ml de leche
  • 9 hojas de gelatina neutra


Procedimiento:

  1. Primero hacemos la crema de avellanas, que sería la de relleno; En un cuenco ponemos a hidratar las hojas de gelatina neutra en agua fría y apartamos.
  2. En un cazo pequeño, ponemos a hervir la leche. Aparte, batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y sea una crema homogénea, incorporamos la leche caliente poco a poco sin dejar de remover con unas varillas manuales. Vertemos la crema en el cazo a fuego suave hasta que espese un poco, apartamos del fuego y añadimos las hojas de gelatina hidratadas y escurridas, mezclamos bien para que se hayan disuelto del todo. Pasamos la crema a un bol grande a través de un colador y dejamos enfriar.
  3. A continuación, añadir las avellanas molidas, e incorporar la nata montada a punto de nieve con cuidado y movimientos envolventes para que no se baje. Vertemos la crema de avellanas en un molde untado de aceite para facilitar el desmoldado. Metemos en el frigorífico para que solidifique.
  4. Una vez que haya solidificado el relleno, nos ponemos con la crema de turrón; Primero ponemos a hidratar las hojas de gelatina neutra en un cuenco con agua fría. En una batidora de vaso, trituramos el turrón, el queso crema, la nata y la leche hasta formar una crema homogénea. 
  5. Aparte, en un cazo calentamos 2 cucharadas de agua, añadimos las hojas de gelatina hidratadas y escurridas y mezclamos hasta que se hayan disuelto por completo. Incorporamos la gelatina a la crema de turrón, volvemos a batir para que quede bien mezclado todos los ingredientes.
  6. Sacamos el molde del frigorífico y desmoldamos la crema de avellanas, pero sin sacarla del molde. Poco a poco y por los bordes, vamos vertiendo la crema de turrón hasta que se termine y la crema de avellanas suba y flote en la de turrón. Volvemos a llevar el molde al frigorífico hasta que solidifique del todo. Aquí os muestro otra de mis recetas hecha con la misma técnica FLOTATINA DE CHOCOLATE Y QUESO SIN GLUTEN
  7. Desmoldamos con cuidado y decoramos con unas rosetas de queso crema mezclado con un poco de azúcar y avellanas.